17 / 05 / 2021

DISCRIMINACIÓN “MADE IN HOLLYWOOD”

Terminó la premiación del Óscar de manera atípica debido a la poca concurrencia por la pandemia del coronavirus, comunicación vía zoom para quienes no pudieron asistir a la ceremonia y algunos premios inesperados repletos de corrección política liberal-progresista: mejor actriz de reparto para la desconocida Youn Yuh-Jung por “Minari”, mejor director para la china Chloé Zhao por “Nomadland”, mejor actor secundario para Daniel Kaluuya por “Judas y el Mesías negro” (famoso por la intensa película de terror con temática racial “Huye”) y mejor actor para Sir Anthony Hopkins por “El padre”, papel que también interpretó Oswaldo Cattone en el teatro.

Chloé Zhao se convierte en la segunda mujer en ganar el premio a la mejor dirección después de Kathryn Bigelow. En Occidente se le abren las puertas desde ahora, pero en China nadie la conoce porque las autoridades comunistas, tras conocer sus críticas al sistema político de su país, la tienen vetada de todas sus redes. Anthony Hopkins no esperaba ganar y no viajó a Los Ángeles, pero agradeció el premio por un video, lo cual dejó un mal sabor de boca a los fans del fallecido Chadwick Boseman, quien no consiguió llevarse de manera póstuma el premio como muchos apostaban. No siempre la muerte, ni el carisma, ni la raza son causales de triunfo.

¿Por qué menciono la corrección política? Porque en 2020 la Academia de Hollywood modificó su política obligando a las producciones que precandidateen a presentar personajes e historias con las siguientes características:

1) Representación en la pantalla, temática y argumento.

Para respetar este requerimiento, hace falta cumplir con al menos una de sus tres condiciones:

a) Al menos uno de los actores principales o secundarios de cierta relevancia serán parte de uno de los siguientes grupos raciales:

    Asiático

    Latino/Hispano

    Negro/Afroamericano

    Indígena/Nativo americano/Nativo de Alaska

    Originario de Oriente Próximo/Norte de África

    Hawaiano nativo u otro tipo de isleño originario de Oceanía

    Otra etnia poco representada

b) Al menos el 30% de los actores secundarios o con papeles menores forman parte de por lo menos dos de los siguientes grupos infrarrepresentados:

    Mujeres

    Una etnia minoritaria

    Personas LGTBI

    Personas con discapacidad física, cognitiva o auditiva

c) El argumento o tema de la película se centra en uno de los siguientes grupos:

    Mujeres

    Una etnia poco representada

    Personas LGTBI

    Personas con discapacidad física, cognitiva o auditiva

2) Liderazgo creativo y equipo del proyecto:

Para respetar este requerimiento, hace falta cumplir con al menos una de sus condiciones:

  1. Como mínimo, dos jefes de departamento o puestos de liderazgo creativo (Dirección, Edición,  Producción, Guion, Casting, Cinematografía, Música, Dirección de Arte, Sonido, Efectos Especiales, Decorado, Atrezzo, Vestuario, Maquillaje, Estilista) procederán de los siguientes grupos:

    Mujeres

    Una etnia poco representada

    Personas LGTBI

    Personas con discapacidad física, cognitiva o auditiva

Y al menos uno de esos puestos debe ser asignado a un responsable procedente de uno de los siguientes grupos étnicos:

    Asiático

    Latino/Hispano

    Negro/Afroamericano

    Indígena/Nativo americano/Nativo de Alaska

    Originario de Oriente Próximo/Norte de África

    Hawaiano nativo u otro tipo de isleño originario de Oceanía

    Otra etnia poco representada

b) Otras posiciones importantes:

Por lo menos otros seis miembros del equipo o con encargos técnicos (con la excepción del Asistente de Producción) serán de un grupo racial o étnico minoritario.

c) El equipo de rodaje en general:

Como mínimo, el 30% del equipo estará conformado por:

    Mujeres

    Una etnia poco representada

    Personas LGTBI

    Personas con discapacidad física, cognitiva o auditiva

3) Acceso y oportunidades en la industria cinematográfica.

Para respetar este requerimiento, hace falta cumplir con ambas condiciones:

a) Las empresas que financien o distribuyan las películas han pagado becas o prácticas a personas procedentes de uno de los siguientes grupos:

    Mujeres

    Una etnia poco representada

    Personas LGTBI

    Personas con discapacidad física, cognitiva o auditiva

Los grandes estudios y distribuidores de películas deberán tener prácticas pagadas, recurrentes e inclusivas de colectivos infrarrepresentados en por lo menos uno de los departamentos siguientes: Preproducción, Producción, Posproducción, Música, Efectos Especiales, Adquisición, Administración, Distribución, Marketing y Publicidad.

A los estudios y distribuidores más pequeños e independientes se les requerirá, como mínimo, dos becarios que sean de los grupos ya mencionados (uno que sea de una raza poco representada) y que por lo menos uno esté en uno de los departamentos mencionados anteriormente.

b) Oportunidades de entrenamiento y desarrollo de habilidades.

La empresa que distribuya, financie o produzca la película ofrece oportunidades de trabajo o para el desarrollo de habilidades a personas que formen parte de uno de los siguientes grupos:

    Mujeres

    Una etnia poco representada

    Personas LGTBI

    Personas con discapacidad física, cognitiva o auditiva

4) Desarrollo de la audiencia

El estudio contará con varios altos ejecutivos en sus equipos de marketing, publicidad o distribución que formen parte de uno de los siguientes grupos:

    Mujeres

    Una etnia poco representada

    Personas LGTBI

    Personas con discapacidad física, cognitiva o auditiva

Me temo que esta es la nueva política que imperará en Hollywood desde el 2024, pues la Academia ahora se decantará por historias, equipos de producción, minorías y razas “infrarrepresentadas” antes de su preselección, y las demás serán ignoradas por más excelentes críticas que tengan. Luego de eso, premiará producciones que se ajusten a su visión política liberal-progresista que discriminará en la práctica a los grupos blancos, cristianos y conservadores, considerados los “malos” que merecen rechazo por razones ya conocidas: “fundamentalismo” religioso, racismo contra minorías y migrantes, homofobia, patriotismo republicano, etc.

En otras palabras, la Academia de Hollywood privilegiará a unos y “cancelará” a otros, generándose así una nueva forma de discriminación injusta contra quienes muestren historias de santos, de lucha interior, de ancianos o enfermos que dan lecciones de vida, de matrimonios “blancos” entre un hombre y una mujer, denuncia de adoctrinamiento ideológico o totalitarismo progresista, la lucha provida en favor del no nacido y en contra de la eutanasia, la castidad, la defensa del patriotismo y la identidad cultural, etc. Ya no habrá libertad de expresión en el (ya de por sí limitado) mundo de la Meca del cine. Basta leer los testimonios de quienes, siendo consecuentes con sus creencias y valores morales, dejan de ser contratados en la gran industria y tienen que trabajar en producciones independientes. Ejemplos: Jim Caviezel, Elijah Wood y Neal McDonough.

En 2018 critiqué la deriva neomarxista de Hollywood cuando se premiaron tres películas, no por su valor cinematográfico, sino por su visión política favorable a la corrección política promovida por el Partido Demócrata y las grandes Big Tech, multinacionales y organismos políticos internacionales, lo que ahora promueve la gran industria. Basta comprobarlo ingresando a este enlace: http://pandeazucarperu.blogspot.com/2018/03/lady-oscar.html. Por eso, mientras más notoriamente neomarxista se vuelva Hollywood, más decaerá el interés por los productos que ofrezca al mercado cinematográfico. Una muestra es el bajo rating que tuvo la última ceremonia del Óscar. Otra sería la apuesta de Netflix por producciones con contenido provocador, antifamilia y hasta blasfemo.

El declive de la industria continuará si los consumidores nos limitamos a seleccionar lo que merece recomendación. La industria del streaming obliga a los padres de familia a alertar de esta nueva forma de discriminar, que ahora se va a hacer más notoria y hasta descarada en algunos casos. Porque si bien en el pasado han existido casos de discriminación injusta en Hollywood, tampoco se puede permitir la inclinación, como péndulo, hacia el otro extremo, pues la crisis de creatividad y de libertad de expresión se hará más patente en la industria y de eso se percatarán los consumidores.

Categoría: Peliculas

Etiquetas: ,