LAS DOS CARAS DE LA ANSIEDAD


Escribe Julián Aparicio Garrido │

Este post es la respuesta dada a "una persona dialogante" que me pregunta y creo puede servirnos a todos, para enriquecernos mutuamente, desde el diálogo.  Los siguientes párrafos son el texto modificado, exprofeso:

"Estoy  sensible ultimamente, sabemos que siempre hay gente que no hace las cosas de buena gana o que es egoísta,  es muy mala onda  y ya sé que son así pero me afecta. Me genera un sentimiento como de angustia / nerviosismo / mal humor que no logro controlar. ¿Alguna sugerencia?

El segundo tema es que en los últimos 3-4 días he estado sintiendo mucha angustia, por momentos incluso se me va el aire. Estoy muy emocionada porque estoy preparando un viaje, con mi pareja,  para celebrar el
 fin exitoso de la etapa de estudios de post-grado, de ambos, pero me genera estrés y no me parece que justifique ese sentimiento de angustia que he estado sintiendo. Como un vacío."

Los cuestionamientos de nuestra dialogante se encuadran en una personalidad ansiógena. La ansiedad tiene dos caras: SER IMPULSADORA DEL ÉXITO (que el texto muestra entre-líneas) y SER BLOQUEADORA Y HASTA DESTRUCTORA DEL ÉXITO ALCANZADO (que nuestra dialogante vivencia). 
Hay que aprender a vivir con ella de manera positiva, con tiempos de activación y con tiempos de inhibición. En estos dos términos les ofrezco las respuestas dadas.

Primero... lo PRIMERO = aprender a disfrutar TODO LO BUENO QUE TENEMOS, que nos hemos ganado a pulso y que no ha dependido de los demás...(por lo menos no como variables independientes):  TÉRMINO DE ESTUDIOS, exitosos Y RELACIÓN TOP CON TU PAREJA, tener vida saludable etc. . Señalo esto porque los tres verbos clave que deben definir nuestro comportamiento-social de adultos (Aprender; Sentir; Actuar) los hemos de ejercitar para con lo más próximo (que somos nosotros mismos)y, para con los más lejanos (los y lo que nos rodea)  Si olvidamos esto perderemos el "combustible más importante para poder trasladarnos en la vida" porque la ansiedad hará presa de nosotros: debemos darnos tiempos para disfrutar, preocuparnos y ocuparnos de lo que nos pueda incomodar sencillamente porque estamos vivos.

Y ahora las respuestas solicitadas:


Del primer caso: "la ansiedad y desasosiego que nos produce la INCONTINENCIA de los que nos rodean" (creo que esta puede ser la definición de lo que trasmite la descripción de los comportamientos ajenos):
  • Aprender = discriminar entre los comportamientos ajenos (próximos o lejanos) de incontinencia y los comportamientos que con formas sub-culturales que aunque distintas a las nuestras, nos señalan "defectos culturales nuestros o las apetencias sobredimensionadas de ellos (por experiencias negativas tenidas con otros y que nos transfieren)".
  • Sentir = tomar conciencia de lo que nos corresponde y de lo que nos atribuyen y, así...
  • Actuar = ponernos y poner (a los otros) los puntos sobre las íes cuando sea pertinente y conveniente, es decir:  a) si son sus incontinencias... ni palotero caso porque sólo son histerias que las eliminaran si las ignoramos; b) si son sus transferencias... aclaración y puntualización precisa (no callar) y, c) si es señalamiento de nuestras limitaciones... "caballero, pedir las disculpas justas y necesarias, cambiar y pasar página.  

Del segundo casoansiedad por la NUEVA ETAPA ADULTA que nos espera y pérdida de la SEGURIDAD ADOLESCENTE propia de la actividad en dependencia-aplaudida... por el éxito.  No nos culpemos ni nos desasoseguemos por esto porque nos vamos a curar tan pronto empecemos a trabajar.  Nos curaremos cuando nos insertemos, nuevamente, en la vida ADULTA = PRODUCTIVA, con todas las dificultades de adaptación, acomodación y valoración de resultados que los que nos hagan quienes nos rodeen.
Analizado de otra manera = "es mejor lo malo conocido que lo bueno por conocer"; paradójico pero real y a eso corresponde el desasosiego que experimentamos.  En riguroso análisis clínico, sufrimos una histeria que hacemos con nosotros mismos.

¿Cuál es lo constante de lo que vivimos con estas 2 auto-denuncias?... LA ANSIEDAD por la valoración  de tu dimensión de persona y esto sí es importante de manejar.

Recordemos lo siguiente: como personas humanas, SOMOS = LO QUE CREEMOS, LO QUE CREAMOS y LO QUE NOS VALORAN. Los dos primeros indicadores de nuestro "ser personas" dependen de nosotros mismos (a eso hace referencia lo que te digo al principio de estas reflexiones) y sólo el tercer indicador está en función de los -demás- y a eso hace referencia lo que te señalo, como respuesta, en el "primer caso".

Para terminar... Bien por todo lo que nuestra dialogante ha previsto para tener éxito en los dos próximos meses de su viaje, pero... aún no  ha terminado lo presente; nos alerta para que no cometamos el error de seguir mirando (con ansiedad) lo futuro con descuido del presente: "cada cosa en su tiempo y los nabos en adviento"... le dirían los sabios de mi infancia y, aunque esté muy lejos de la realidad actual y del tiempo cibernético... SIGUEN TENIENDO RAZÓNEs la forma de salir de la histeria auto-impuesta por la ansiedad: ambas se curarán con la inserción en la vida adulta... real-productiva-creativa y "-políticamente-comprometida-" (partidaria o no) 

Con tecnología de Blogger.
.