Reforma electoral


Autor: Bruno V. Crose.

Caído el Muro de Berlín, el sistema político y electoral mundial dio un giro de 360 grados, que aún hoy sufre sus consecuencias, 27 años después en Latinoamérica vemos sus consecuencias con gobiernos populistas que cambian constituciones a favor de mantenerse en el poder, en los últimos años el populismo en Europa casi causa estragos en el sistema político; Grecia, España, Reino Unido, Holanda, Italia y uno último, fue Francia, casi se ve azotada por la ola populista de derecha, hoy su Presidente Emmanuel Macron, quiere aplicar reformas al sistema electoral. Un caso particular el de U.S.A donde Donald Trump hoy alejado de los principios fundacionales del Partido Republicano, está dando a notar que el viejo sistema necesita con urgencia una reforma, 

Javier Bedoya de Vivanco, abogado y ex congresista, recalcaba en la legislatura pasada que en materia de reforma política, el parlamento había venido avanzando con varias leyes. Una de las primeras acciones fue modificar la ley de revocatoria de alcaldes y regidores. Pues este proceso al interior del país era aprovechado por los “perdedores” para revocar al elegido. 

¿Cómo ven los jóvenes el sistema político en el país? ¿Cómo ven el voto preferencial, la democracia interna y la bicameralidad? pues simple, el sistema de partidos políticos en el Perú está en bancarrota, sin liderazgos claros en los partidos políticos, sin capacidad de empatía y alejados de las demandas sociales, podremos reformar mucho el sistema, pero si no hay una reforma integral del político peruano poco o casi nada podremos avanzar en los próximos años o mejor dicho sin una debida formación política de los políticos. “El sistema político electoral peruano es víctima de la informalidad que se ha propagado a todo el resto de la vida nacional”, comentaba Luis Solari de la Fuente en uno de los Foros Social Cristianos 2016.Mariano Cucho ex Jefe de la ONPE en uno de los Foros Social Cristianos, asevero que la “democracia interna es fundamental”, pero opino, que tampoco es hacer de estas internas partidarias ajustadas o tediosas, este proceso debe ser  ágil, dinámico, transparente y sobre todo, que acerque a la ciudadanía a los partidos o en todo caso a sus propuestas, a sus líderes. 

El voto preferencial comentaba Don Luis Bedoya Reyes, que fue un recurso usado para darle una legitimidad al sistema político electoral que salía de 12 años de dictadura, fue como una suerte de corrección a la ausencia de democracia interna, pero este proceso pasado los 90s solo ha traído el empobrecimiento de la legislación nacional y de los partidos, haciendo que la competencia sea entre los mismos candidatos del partido que entre los partidos en competencia en las lides electorales. Hoy en este siglo XXI este este sistema no ha contribuido al fortalecimiento de la democracia y gobernabilidad, solo se han elegido personas que han tenido capacidad económica muy fuerte. Por lo cual la eliminación del voto preferencial debe ser un proceso a darse en el más breve plazo.

En abril de este año el gobierno aprobó una serie de reformas electorales, que fueron enviadas a la subcomisión de reforma electoral que preside la fujimorista Patricia Donayre, esta serie de propuestas electorales tiene como único fin, la idea de mejorar el proceso democrático del país. El proyecto de ley de reforma electoral propuesto por el gobierno tiene objetivo principal es evitar que personajes corruptos sean elegidos como autoridades, así como evitar el ingreso de dinero sucio en las campañas electorales, informó el jefe del Gabinete, Fernando Zavala. Entre las propuestas destacan el retorno a la bicameralidad (senadores y diputados) y la eliminación del voto preferencial. También el levantamiento del secreto bancario y tributario de los candidatos. El martes 09 de mayo, luego de varias sesiones, la subcomisión de reforma electoral, presidida por Patricia Donayre, aprobó por unanimidad el pre-dictamen que fue enviado a la Comisión de Constitución, en la que existe el acuerdo de darle prioridad en su agenda. 

Aplicable al 2018. Si el proyecto se convierte en ley, se aplicará a las elecciones regionales y municipales del
2018, salvo para aquellos partidos que ya iniciaron su proceso de inscripción. Asimismo, se estableció la obligatoriedad de recibir la asistencia técnica de la ONPE en las elecciones internas de los partidos, que siguen siendo responsables de organizar sus propios comicios. Por ultimo las empresas pueden y deberían financiar, todo en aras del desarrollo del país, alejando a los partidos de los lobbys que se muestran por los pasillos de los partidos, esto en otras palabras inversión en la democracia.

Para la elaboración e investigación de este artículo también se le pregunto a dos jóvenes mujeres sobre el nuestro actual sistema político electoral y estas fueron sus respuestas:

Etiene Henriquez – Comunicadora - militante Ppcista

1.- ¿Cómo ven los jóvenes el actual sistema político del país?

Los jóvenes vemos el actual sistema político manchado con la corrupción como una mecánica que busca satisfacer ambiciones personales y no pensar en el desarrollo colectivo de la sociedad. Sin 
embargo, tenemos la esperanza de jugar un papel importante en los siguientes años  y Re-dignificar la política.

Sonia Guerrero – Estudiante de derecho - socialcristiana independiente

2.- ¿Qué opinión tienes de que el próximo año en las elecciones haya narco-candidatos y narco-partidos? Qué propuesta sugieres para erradicar esto.

Considero que es un riesgo latente que siga existiendo este tipo de prácticas, hay que revisar los antecedentes de los candidatos que se registran a un puesto de elección popular. No se puede ser tolerantes con este tipo de prácticas y acciones, tiene que haber un trabajo conjunto entre el sistema electoral, político y judicial y reducir esto, que solo desprestigia a la política nacional.

Para finalizar esto supone "un gran paso para la democracia de todos los peruanos", ahora es el momento de "empezar a trabajar" en la reforma del sistema electoral peruano.

*Fuente: Peru21

Con tecnología de Blogger.
.