¿Emprender o no emprender? Esa es la cuestión



Autor: Julio Moreno*

Una de las frases más recordadas de los años 1600, de la gran Obra “Hamlet”, cuyo autor es William Shakespeare, sirve hoy de enfoque para el Título del presente artículo, frase que es comúnmente utilizada en los momentos de indecisión y análisis. La razón de ello se basa en la claridad de la frase original “Ser o No Ser”, porque el emprender se trata justamente de “SER”, no es una acción, no es una actividad o alguna idea, el emprendedor debe trabajar fuertemente en su SER antes de querer tener éxito en lo que inicie. Quisiera explicarte esta trilogía de SER – HACER – TENER,  de cómo es importante enfocarlo de esta manera y que nos puede suceder si no lo hacemos así. Vamos entonces:

Primero, ¿Quién la definió o inventó?

Resulta difícil responder, sin embargo hablaré desde mi experiencia, es así que mi primera referencia de esta trilogía fue Robert Kiyosaki, en su libro “El cuadrante del flujo del dinero”, quien decía que el error común de las personas era el querer TENER, que lamentablemente siempre nos enfocábamos en ello; Algunos podíamos dar un paso atrás y decíamos ¿qué podemos Hacer para Tener?, en base a ello hacíamos un plan, trazábamos acciones y empezábamos con las tareas, pero aun así no había resultados; Y ¿sabes por qué? Debido a que no nos enfocábamos en quienes debíamos SER; Vamos dejándolo más claro con un ejemplo, comúnmente cuando tengo la oportunidad de asesorar empresarios y emprendedores, su objetivo o frase más común es: “Quiero tener un negocio exitoso” – que viene a ser el TENER.  

La pregunta inmediata que me hacen es: ¿Cómo hago para que mi negocio tenga éxito? – que viene a ser el HACER. Puedo afirmar que el 100% de los empresarios que no han tenido éxito en sus negocios responden a esta forma de pensar, como consecuencia de ello viene el fracaso en lo que emprenden, porque lamentablemente no se enfoca en “SER” en primer lugar.

Por ello mi respuesta siempre es: “Primero vamos a enfocarnos en quien debes SER”

Pero te preguntarás ¿cómo definimos ello?, bueno te recomiendo esta técnica:

“Imagina que tipo de persona sería un emprendedor o empresario exitoso en el negocio deseas realizar”, respóndete a las siguientes preguntas:

·         ¿Qué actitudes y aptitudes debe tener?
·         ¿Qué imagen debe transmitir?
·         ¿Cuál debe ser su comportamiento?

Ahora, “Escribe todas las respuestas y Visualízate como ese Emprendedor Exitoso”

Una vez haya desarrollado esa visión de quien SER, trazamos un plan de acciones para que llegues a ser ese tipo de emprendedor, ese empresario exitoso, trabajamos en tu SER, luego en que HACER y para que tengas como resultado el TENER que estás buscando. Este ejemplo, es una simplificación de una sesión de coaching empresarial, mentoría o consultoría, con la que se inicia un trabajo constante y a fondo del emprendedor. Ya tienes la primera parte, así que te invito a que lo hagas por iniciativa propia. Líneas arriba indiqué que mi primera referencia fue Robert Kiyosaki, bueno en su libro “El cuadrante del flujo del dinero”, pone el siguiente ejemplo:

“Vamos a tomar como ejemplo  a cuando alguien tiene como meta, bajar de peso, muchas personas comienzan a desarrollar una lista de cosas que deben HACER para TENER un cuerpo delgado,  lista  que implica cosas como dietas, ejercicios, comida saludable, entre otras, sin embargo a las pocas semanas comienzan a incumplirla y con el tiempo, simplemente la dejan de lado y  la meta que tenían  cae y vuelven a su punto inicial.

¿Qué pasó? Cuál es el  problema de estas personas que si bien tuvieron una meta y tuvieron una lista de las cosas que le ayudarían a conseguirla, se olvidaron por completo del SER? es decir, ¿qué tipo de persona debían SER para alcanzar esa meta?

Es decir, una persona que le gusta comer y beber en exceso, que lleva una vida desordenada indisciplina, que odia la rutina y que anda de fiesta en  fiestas, es muy difícil que simplemente siguiendo la lista del HACER, logre TENER, el objetivo que se había impuesto. Simplemente, como su SER no está de acuerdo con lo que debe HACER es muy difícil que logre TENER su objetivo”. [1]

Es un ejemplo paralelo al tema empresarial, pero que ilustra claramente las diferencias del SER, HACER Y TENER.

Si te interesa el enfoque te brindo, puedes complementarlo con el autor Neale Donald Walsch, nos explica que casi toda la gente cree que si “TIENE” alguna cosa, puede finalmente “HACER” algo, lo que te permitirá “SER” algo o alguien. Simplificándolo en el principio de “En la vida no tienes que hacer nada. Todo es cuestión de lo que estás siendo”, es un poco extremista, pero podemos encontrar valiosa información que nos complementa claramente este concepto.

Tenemos también a Michael Domit en su libro “Ser, Hacer, Tener” muy recomendable o recientemente al autor y conferencista Joaquín Loayza sobre el mismo tema, finalmente menciono también al conferencista José Ignacio Oñante, promovido por ZerLab una plataforma que se especializa en trabajar el desarrollo personal. Como vemos la literatura es extensa y con mucha información al respecto, sin embargo el principio el mismo: “No pretendas TENER ni te aventures al HACER, si no has trabajado en tu SER”, el cual sería mi consejo para ti, que espero te sirva mucho.

¿Cómo trabajo el SER?


Te invito a capacitarte, entrenarte, retarte en actividades que te sumen como persona y como empresario, con información de calidad, enfocado a siempre ir creciendo. En temas por ejemplo: manejo de conflictos, inteligencia emocional, ventas, liderazgo, oratoria, finanzas, entre otras que te darán las herramientas para poder hacer crecer tu negocio, tu emprendimiento y sobretodo tu persona. 

*Consultor y desarrollador de empresas y emprendedores. contacto:julio.moreno@jscs.com.pe




[1] El cuadrante del flujo del dinero, Robert Kiyosaki, 1998.

Con tecnología de Blogger.
.